Mitos sobre la depresión y la ansiedad = Mitos sobre el embarazo (I)

Desde la puesta en marcha de este blog he recibido mensajes de mujeres que están pasando por un verdadero calvario durante su embarazo. Tienen depresión y/o ansiedad. Sin embargo, ni la respuesta médica ni la de la sociedad (a veces hasta de la familia) es la correcta.

Tanto se habla de estas dos enfermedades, tanto se han popularizado sus términos, que se han creado una serie de mitos que impiden que las personas que las sufren sean tratadas de forma adecuada y menos que quien conviva con ellas, y nunca las haya padecido, pueda comprenderlas.

Las mujeres que me han escrito me entenderán perfectamente.

La depresión en el embarazo es quizás uno de los trastornos más olvidados, tanto por la medicina como por la sociedad en general. Es un mal menor quizás porque las afectadas sean mujeres; quizás porque entorno al embarazo se han creado mitos, leyendas y otros cuentos chinos; quizás porque tanto la depresión como la ansiedad se han banalizado porque, a diario, se confunden con la tristeza y con el nerviosismo. Es decir, con estados de ánimo, cuando en realidad son enfermedades muy graves que afectan al organismo.

No lo sé. El caso es que estar embarazada y sufrir depresión se ha convertido en un doble estigma, en un via cricis por el que pasan muchas mujeres, a las que no se les entiende, a las que se les culpa y a las que se les hace sentir como auténticas mierdas (perdón por la expresión, pero es la que mejor describe esta situación). Es algo así como en el siglo XIX sería nacer mujer y negra. Doble discriminación. Doble desprecio. (Y, otra vez, perdón por la comparación si alguien se siente ofendida u ofendido). 

Aquí empiezo un tanda de mitos que se han creado entorno a estas enfermedades y el embarazo. También explico cual es la realidad:

1. La depresión y la ansiedad son enfermedades que afectan al organismo, en concreto a los neurotrasmisores del cerebro. Hablamos de química, de hormonas, de serotina, etc. Por lo tanto, no son estados de ánimo sino trastornos de salud que provocan unos determinados estados de ánimo.

2. La depresión y la ansiedad no son ni estar triste ni estar nerviosa. Todas las personas, en algún momento dado, pueden estarlo. A veces, durante un período de tiempo largo. Sin embargo, el tiempo cura la tristeza y el nerviosismo provocados por algo que nos afecta. La depresión y las crisis de ansiedad generalizadas se curan sólo con medicación.

3. El embarazo no es un estado idílico de felicidad infinita. Señoras y señores, las embarazadas pierden sus trabajos, sufren separaciones, perdidas de seres queridos,… No viven en una burbuja. También padecen cambios hormonales y miedos incontrolables. El dato es que el 10% de las embarazadas sufren depresión y eso no significa que no quieran a sus bebés. Están enfermas, lo mismo que si hubieran cogido una gripe o tuvieran apendicitis. El problema es que la depresión y la ansiedad cambian la percepción de la realidad, máxime cuando tu entorno no te entiende y eso te hace sentir culpable. El recibir, o no, tratamiento sólo es algo que pueden decidir los y las profesionales de la medicina. Deben sopesar los pros y los contras.

4. Durante el embarazo no se pueden tomar antidepresivos. Falso. Por supuesto que sí. No olvidemos que la depresión es una enfermedad tan seria que puede llevar incluso al suicidio. Por otro lado, existen estudios científicos que demuestran que las malformaciones del feto no son mayores en mujeres a las que se les ha suministrado psicofármacos, como la paroxetina, de las que no han recibido ningún tratamiento médico.

Hasta aquí cuatro mitos y cuatro realidades, pero hay más y hablaré de ellos próximamente.

¡Esto va por vosotras! Ya sabéis quienes sois. Espero que me ayudéis a seguir contando todas las mentiras que se cuentan entorno a estas enfermedades y a descubrir el grave problema de salud que supone padecerlas durante el embarazo.

Anuncios

17 comentarios en “Mitos sobre la depresión y la ansiedad = Mitos sobre el embarazo (I)

  1. Me alegro mucho que haya personas que hablen de este problema tan silenciado. Se habla tanto de la depresión post parto y nada de esto, que afecta a muchas mujeres.
    Yo lo pasé fatal en el embarazo, pero afortunadamente tomé medicación. Hoy mi niña está muy sana.

    Me gusta

      1. Tomé paroxetina en dosis muy bajas. Mi médico me aconsejo no dejarla, pero sí reducirla. Eso me ayudó a sentirme bien durante todo el embarazo. Mi niña está completamente sana.
        Lo mejor sería dejarlo, pero es peor estar deprimida que tomar medicación. Eso te lo dirá cualquier médico.

        Me gusta

  2. Completamente cierto todo lo que comentas. Ya estoy harto de que la gente confunda una depresión con estar triste. Por favor, es algo mucho más serio.

    Me gusta

  3. A mi me dijeron que era mejor que dejara la medicación durante el embarazo y así lo hice. Lo malo es que tuve una recaída y al final tuve que tomarla. No me quedo más remedio. Mi niño está muy bien, gracias a Dios.

    Me gusta

  4. Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios. Aunque siempre procuro mantener un tono de humor, hay con ciertos temas que tengo que abandonarlo.
    Estas enfermedades son mucho más graves de lo que la gente se cree.

    Me gusta

  5. Marta, que razón tienes con tu publicación.. es una verdadera pena que nos de verguenza o miedo hablar de lo que nos ocurre cuando en realidad es una enfermedad y no una simple tristeza pasajera.
    Por qué cuando voy al médico por un dolor o un resfriado lo cuento abiertamente y el médico lo ve tan normal y en cambio cuando he tenido que contar éste problema se me cae la cara de verguenza y el médico te mira como si fuera un disparate lo que le estás contando??
    Todo ésto tendría que cambiar, las personas que lo padecemos no decidimos estar así… se tendría que estudiar más sobre ésta enfermedad y no tacharnos de débiles, o que lo tenemos todo para ser feliz. Quien realmente ha pasado por esto sabe de lo que hablo…
    Ojalá que todo cambie y se “normalice” ésta enfermedad, de momento darte las gracias, Marta, por unirnos en éste espacio y poder compartir nuestras experiencias…. no veas como alivia

    Me gusta

  6. Hola!!
    Este post como le he dicho a la propia Marta me ha venido como anillo al dedo.
    Yo me encuentro en un punto de la vida en la que me planteo ser madre, pero he intentado en varias ocasiones dejar los antidepresivos y no he podido, bueno en realidad ahora llevo tres meses sin medicación y veo que no puedo más, estoy cayendo en el pozo…
    No me importa tener que tomar medicación toda la vida pero sólo quería poder dejarlo durante el emabrazo, el no poder hacerlo me agobia mucho, los médicos: el de cabecera, psiquiatra, ginecólogo… me dicen lo mismo, que intente sobre todo los tres primeros no tomar nada, pero no me veo capaz.
    Mi psicologa me dice que no es para tanto que hay muchas mujeres que han tenido que tomar antidepresivos incluso otras medicaciones más fuertes como litio , u otras medicaciones en otras enfermerdades psiquiatricas: bipolares, esquizofrenicas…
    A veces me dan ganas de tirar la toalla, decir a mi pareja que lo amo con locura pero que si quiere tener hijos yo no puedo, y vivir sola y ya está.
    En fin , al leer este post y hablar con Marta veo que hay muchos mitos esn todo esto, y que tenemos que castigarnos un poco menos, estamos enfermas, necesitamos un tratamiento, y que es compatible con el embarazo.
    Muchas gracias por este blog, para mi es como encontrar agua en el desierto.
    Ánimo a las que tengais una situación parecida.

    Me gusta

  7. Muchas gracias por vuestros comentarios. Querida amiga, no puede haber nada que te frene para ser mamá.
    Serlo te hará más fuerte. No lo dudes.
    Cuanto antes ponte en tratamiento y cuando te quedes embarazada será preciso que estés en contacto directo con tu psiquiatra. Hay muchas mujeres que durante el embarazo no tienen que tomar medicación porque se encuentran genial. Sin embargo, hay otros casos en los que es necesaria.
    Pero eso sólo lo puede decidir un médico.
    ¡Mucho ánimo! Aquí tienes a mujeres que te entienden y te apoyan. No estás sola.

    Me gusta

    1. Muchas gracias … Como te dije en el mail me ha ayudado enormemente encontrar este rinconcito, esta semana ya veo a los especialistas para vovler a encontrarme bien y poder mirar al futuro con ilusión, y una de esas ilusiones es ser mama.
      Al ver que hay muchas como yo , no me veo como un bicho raro. Y me tranquiliza mucho el saber que si necesito tomar la medicación durante el embarazo, puedo hacerlo.
      Gracias a todas chicas.!!!!!!

      Me gusta

  8. yo estoy en mi semana 19 de embarazo y llevo semanas deprimida por problemas con mi familia y mi pareja,lloro por todo, no sabia que podia tomar medicacion ense que ese podia afectar a mi bebe, en mi primer embarazo tambien sufri depresión pero por pocos meses mi bebe es sano gracias a dios!!!

    Me gusta

  9. Qué bueno es encontrar este espacio !!! Tomo medicacion por crisis de pánico y ansiedad ya hace unos años. En este momento estoy embarazada de 7 semanas y las crisis de pánico han aumentado. Mi ginecólogo me dijo que no había problema en tomar ansiolíticos pero que debería bajar la dósis de antidepresivos.
    Hoy visité a mi psiquiatra y decidió que deje de tomar la Paroxetina pero no los ansiolíticos. Estoy haciendo terapia conductual para poder sobrellevar los malos ratos … Espero poder estar mejor !!! A todo esto se me suman las náuseas, falta de apetito y vómitos … Qué decir ?? Si bien llevar un hijo en el vientre es fantástico no deben juzgarnos por sufrir de este trastorno que, lejos de buscarlo, desearíamos no tenerlo.
    Un gran beso a todas !

    Me gusta

    1. Gracias Eliana, es muy complicado sobrellevar un embarazo en estas condiciones. Casi todas las que estamos aquí lo sabemos.
      Estamos en manos de los profesionales médicos. Debes seguir las pautas que ellos te marcan y tener mucha paciencia, puesto que el embarazo no es un camino de rosas para todas las mujeres.
      Tú piensa en cuando estás bien, sin miedos, sin incertidumbres,… Así volverás a estar cuando nazca tu bebé. Y va a ser la motivación más grande que tengas para no volver a caer.
      No podemos dejar que esta maldita enfermedad nos evite disfrutar de algo tan hermoso como es ser madre.
      Aquí estamos para apoyarnos, compartir y, sobre todo, reírnos mucho de nosotras mismas y de nuestra enfermedad.
      Un besazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s