El cuento del patito feo al revés (o la Metamorfosis de Kafka)

Parece ser que yo fui una bebé de anuncio, de ojos claros y pelo rubio con tirabuzones. Mi madre siempre me cuenta que sus amigas le decían una y otra vez que me llevará a la tele. Vivíamos muy cerca de la capital, pero nunca lo hizo. Mecachis. ¡Mira tú por donde, a lo mejor ahora era yo una Elsa Pataky!.

Pero este es el cuento del patito feo al revés. Es decir, la niña rubia de ojos azules (el cisne) se convirtió en la niña rubia de ojos verdes con gafotas y narizuda (el patito feo). Algo parecido a esto.

Betty, la fea, en versión rusa. Esta era yo.

Siempre se me quedará grabada lo que me repetía mi padre hasta la saciedad: “¡Con lo guapa que eras de pequeña!” Sí, sí, reíros. Las pasé canutas. Tenía complejos de todo y nunca me peinaba con coleta. Pensaba que así disimularía mi narizota y mis orejotas. Los jerseys eran largos para que me tapasen el culo orondo.

Cuando llegué a la Universidad, yo era un esperpento. La típica empollona fea. Pero, al igual que Betty, sufrí de nuevo la transformación. Sólo hicieron falta un par de salidas nocturnas (hasta entonces no había entrado en una discoteca, pub o similares) y unas cervecillas.

No me convertí en un cisne. ¡Pero hay que ver lo que hace el peinarse, vestir con cierto gusto y quitarse las gafas!. La época de máximo esplendor de mi “belleza” la viví entre los 20 y los 30. La exploté al máximo. ¿Que cómo media el nivel? Pues como todas lo hacemos: hallando el promedio de tíos que me entraban en una noche. No me puedo quejar.

Tuve tiempo suficiente para seducir a Tío Camuñas con mis armas de mujer (maquillaje, rellenos en el sujetador, tacones y laca). Un tío con muchos defectos y una única virtud. Aquí tenéis una prueba de lo último.

Por mis ovarios este torso se tiene que hacer más famoso que el de Mercedes Mila.

Mamá BabyBlue+Tío Camuñas= Bichi. ¿Que cómo es Bichi? Pues imaginaos. Un bebé de anuncio. La primera pregunta de quienes se acercan a él es: “Pero, ¿de dónde ha salido este niño tan guapo?”. Esta frase no sé si tomármela como un cumplido o toda una patada en el mismísimo potorro.

Da un poco de no sé qué ir con Bichi por la calle. Suena mal que yo lo diga, pero llama la atención allí por donde pasa. Siendo hembra, me convierto en un pavo real hinchado y con la cola abierta de par en par (ni que tratara de aparearme).

¡No le llego a la suela de las zapatos!. Aquí donde me veis, mamá imperfecta vistió hasta los seis meses a Bichi estilo repolludo (sí, sí, lo confieso). Pijo y repijo total. Esto unido a una mujer, digamos alternativa, con el pelo recogido, sin maquillaje (me va la naturalidad, por no decir que me da pereza el proceso de chapa y pintura) y calzando unas Martíns da que pensar.

TitaTati me decía que parecía la chacha que sacaba a pesar al hijo de los señores. Ahora que lo veo con perspectiva me doy cuenta de que tenía razón.

Pues nada, que mientras dure esta “belleza sin igual” voy a presumir. Ya que puedo hacerlo de algo.

Esperando a que Bichi se convierta en Betto, el feo. ¿Me pregunto si será miope o astigmático?

Anuncios

15 comentarios en “El cuento del patito feo al revés (o la Metamorfosis de Kafka)

  1. mmmmm eres publicista? vale después de esto dejo al Gremlin y Critter seducirá al Bichi… no me jodas que ese es el Tío Camuñas por que directamente te dejo de hablar—-DE QUE TE QUEJAS??? jajajaja 🙂 y eso de que Betty la fea ya me imagino menudo pivonazo!!! pero me das esperanza…si la Critter no es niña de anuncio entonces de grande podrá ser un cisne con orejotas??? jajaa besotes guapa!

    Me gusta

    1. Soy periodista. Algo parecido a publicista. jajaja Eh, de pivonazo nada de nada (y lo de TíoCamuñas es él, de verdad). Es un cerdo asqueroso! Come a reventar y mira que tipo tiene. Agggg

      Me gusta

      1. jajajaja… Mira, esto es un blog para mayores de 18 años. El otro día me dijo un amigo ¿de qué sirve una p.lla grande si no se levanta?

        Me gusta

      2. jajajaja vale como tengo 16 no puedo leer tu blog más HEDICHO y como andes de quejica te sacamos a pedradas de la blogosfera como talibanas que somos

        Me gusta

      3. Que conste que lo de abajo lo digo no en el sentido liberal. Pero es que Tío Camuñas es un seto. Vamos, no tiene gracia ninguna. Desde luego, no me conquisto ni por su sentido del humor ni por su simpatía. Simplemente es una bellísima persona, la más buena que conozco.

        Me gusta

      4. Ya me imaginó por que te conquistó “la persona mas BUENA que conozco” jajajaja con eso lo dijiste todo…superficial sólo te fijas en el cuerpo jajajaja

        Me gusta

  2. Estoy con Tatiana. Pero es que además yo no he conocido al patito feo nunca. O es que quieres competir con mi parche, mis gafas y mi corrector, jejeje.

    Me gusta

    1. Gracias Mónica. La verdad es que tengo la sensación de que nos conocemos. A ver si me mandas un privado y salimos de dudas.

      Me gusta

  3. El tío Camuñas tiene un tipo así como el mío… como el que yo siempre quise tener, quiero decir. Tirillas de chaval y gordo en construcción en estos momentos. Ya no hay vuelta atrás!

    Queremos una entrada con fotos tuyas históricas para dar fe de los procesos metamorfósicos!

    Me gusta

    1. Uy, no, no, mis fotos de los doce años no puedo verlas. Me lo ha prohibido el psiquiatra para mantener mi salud mental. jajaja

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s