¿De qué se ríen las mujeres?

Hoy dejo de lado mi faceta de madre para hablar de mi faceta de mujer. De mujer como bruja, no como princesa desvalida de los cuentos infantiles del pasado. Esas princesas no existen.

Sapo asqueroso, largo de aquí
(http://xn--cuentoscortosparanios-ubc.com/la-princesa-egoista-y-la-rana)

En toda mujer hay una bruja maliciosa. El porqué de esta afirmación lo tengo muy claro. Aparte de mis estudios experimentales, un simple vistazo a la historia de la humanidad constata el hecho de la inteligencia sobrenatural de la que están dotadas las hembras humanas. Sólo seguido muy de cerca por la de las delfinas, primates y algunos hombres.

Los obstáculos que hemos tenido que sortear para alcanzar cualquier tipo de poder nos ha llevado a poseer un instinto de supervivencia sobrenatural. Todo empezó cuando los primitivos humanoides machos empezaron a temer a aquellos seres que sangraban cada mes y no se morían, parían cachorros y segregaban leche.

Las mujeres eran consideradas diosas porque perpetuaban la especie. De ahí las venus paleolíticas o diosas de la fertilidad.

Diosa de la fertilidad o lo que es lo mismo tetamen y barrigota

Tan atareados habían estado los humanoides machos en busca del fuego perdido que no se dieron cuenta de la relación causa-efecto entre copulación y posterior preñez.  Fue en ese momento cuando se percataron de que las mujeres no eramos tan diosas como sospechaban. Entonces se buscaron a otros. Primero el sol. Luego vinieron Zeus, Alá,… A nosotras se nos acabó el chollo.

"Esto que me cuelga entre las piernas tiene que tener alguna utilidad"

Lo que siguió fue la decisión de que las hembras se quedaran en la cueva mientras los hombres cazaban. El resto de la historia ya la conocéis.

Lejos de cualquier mínima posibilidad de alcanzar el poder, las mujeres desarrollamos un instinto que se ha trasmitido de generación en generación. Ese justo que se encuentra en el palito de la X que le falta a los hombres.

Si no podíamos mandar, lo hacíamos a la chita callando. Desarrollamos el sexto sentido o lo que es lo mismo la capacidad de manejar a nuestro antojo desde la sombra, con todo tipo de artimañas maquiavélicas.

Las mujeres hablamos más y mejor porque hemos necesitado el lenguaje y otras artes para conseguir nuestros propósitos honestos y deshonestos.

Somos peligrosas. Siempre he dicho que quien es capaz de sobrevivir a un año de vida en una residencia universitaria femenina está preparada para todo. Conjuros, cotilleos perversos, insultos, peleas, ratas, caraculos, escupitajos en el champú, empujones, tirones de pelo, ropa rota, hormigas en el armario, quitanovios, zorras, ninfómanas, malpensadas, portazos… Yo he visto de todo.

Lo reconozco: alguna vez escupí en un champú y otras lo vacié. Pero nunca, nunca, llegué a echar pegamento, como hicieron otras. Y también puse motes. A mí Caracoño me llamaba Candy, candy.

Alguna vez tuve la inmensa fortuna de permanecer un tiempo en pisos de estudiantes en los que vivían hombres. ¡Qué paz! ¡Qué tranquilidad y que simpleza! Sin segundas ni malas intenciones. Sólo había que dejarse llevar sin pensar que detrás de una sonrisa de víbora tenía que haber algo escondido.

Si fuera programadora de televisión, podría en marcha un nuevo reality: Supervivientes en la residencia para señoritas. Al ganador le daba un millón de euros. Más que nada para que aguantaran.

Somos perversas, maquiavélicas, sibilinas, arpias, brujas,… Y, sin embargo, los tenemos (a los hombres) a nuestros pies. Lo sabéis. Lo saben.

Sí, sí, en la cocina y con la pata quebrada. Jajajaja. Verás tú cuando pruebes mi nueva pócima.

Me quedo con una frase para la reflexión: “Mientras las princesas duermen, las brujas vuelan” (del libro Cambio príncipe por lobo feroz).

¡Buenas noches, brujitas!

Anuncios

10 comentarios en “¿De qué se ríen las mujeres?

  1. Llámese residencia, llámese colegio mayor, llámese…. ¡convento de monjas! Cualquier reducto de mujeres aisladas es un nido de víboras en la que alguna sale llorando siempre. Siempre. saluditos

    Me gusta

    1. Exactamente. Un buen experimento sería meter a un hombre valeroso a una convivencia en cualquiera de esos lugares. A la semana se tiraba por la ventana.

      Me gusta

  2. Me ha gustado mucho como has ido hilando tu teoría, pero no estoy de acuerdo, pienso que eso es otro constructo, otro icono de mujer destructivo, o putas o vírgenes? Eso es otra trampa del patriarcado, la inteligencia maquiavélica, pienso, no es solo propiedad de las féminas, es una característica humana. Hay un libro sobre esto “Malas” de Carmen Alborch.
    Un abrazo!

    Me gusta

    1. Bueno, hay mucho de ironía y de exageración en mi post. ¿Viviste en una residencia de estudiantes sólo con mujeres? Porque yo te aseguro que todo lo que digo lo viví.

      Me gusta

      1. No te voy a negar que tengo serios problemas con la ironía, me concentraré 😉
        Y si, viví dos años en una residencia de chicas, de monjas para mas señas, pero mi hiperactividad académica hizo que fuera totalmente ajena a las relaciones que por allí se establecían. Despiste total!!
        Un besico blue

        Me gusta

      2. Anda, que los tíos también los hay para comer aparte. Yo no creo en las generalidades, pero sí creo por las personas que me rodean que las mujeres somos un pelín más retorcidas.
        Los hombres son más simplones, jajaja.

        Me gusta

  3. Lo que me he podido reir con esta entrada… lo mejor, tus reflexiones sobre los pisos de estudiantes de hombres!!! jajajaja

    Me gusta

    1. ¡Qué paz, chico! Aunque también hacían de las suyas. Un día vi volando un colchón por el patio de luces. Lo tiraron los vecinos del séptimo. Anda que… jajajaja.
      Mis compañeras de piso y yo sólo tiramos huevos por la ventana a los moteros de una concentración. A los 30 s. teníamos a 50 personas aporreando nuestra puerta y llamándonos putas. ¡Qué miedo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s