Tan perfecto, tan bonito, tan… todo

No creo en el destino, pero a veces cuando estoy contigo pienso que sí, que existe. Porque no ha podido ser otra cosa, sino el destino que estaba escrito, que hayas venido a mi vida, tan perfecto, tan bonito, tan… todo.

Llegaste un domingo por la mañana de hace tres años. Recuerdo con mucha intensidad las horas previas. Aquellos dolores no podían ser otra cosa, sin embargo en el hospital me dijeron que aún te faltaba una semana.

Y así volví a casa, rota de dolor. Y, para que tu padre me viera fuerte y no me acusase de quejica, me fui a la cocina y allí estuve sola aguantando y contando, contando y aguantando,… hasta que ya no pude más. Creo que fue la llamada de la Naturaleza porque el cuerpo me pedía vivir en soledad aquello (bueno, en soledad o con mi mamá).

Evitaremos las horas del paritorio para centrarme en el momento en el que te vi por primera vez. Temblabas. No sé si muerto de frío o asustado por mis gritos. El caso es que me diste la impresión de estar muy asustado, mucho. Sin saber qué había pasado, dónde estabas, qué era todo aquello… Y ahí (que hasta ahora no había llegado) surgió ese instinto maternal de protegerte como una leona de todo y de todos.

Mi cachorrito, mi bebé,… ¡Me hice fuerte!¡Más fuerte todavía! Desde que llegaste no he tenido ni un sólo momento más de debilidad porque hay algo dentro de mí que empuja a luchar sin tregua.

Lo tuyo y lo mío fue amor a primera vista y amor del que crece con el paso del tiempo ¡Es todo! Te quise desde que te conocí y te quiero cada segundo que pasa un poco más. No sé si esto tendrá un limite porque me voy a desbordar de amor. Y es que ¡cuanto más te conozco más me gustas!.

Me encanta cuando dices ¡¡Maaamáaa!! Me chiflan tu pelo rubio y tus ojitos grises. Eres de esos tímidos que enamoran, tan dulces y tiernos. Te adoro cuando ríes y cuando lloras. Me fascina tu costumbre de colocarlo todo en fila y lo cuidadoso que eres con tus cosas. Me gusta cuando bailas y cuando corres saltando como un cabritillo,… ¡Tú estás hecho para mí y quiero disfrutarte intensamente hasta el último aliento de mi vida!

Y este cumpleaños es el tuyo y es el mío. Porque hace tres años se abrió una nueva faceta mía como mujer, a la que había rechazado siempre sin conocer ¡Así de osada es la ignorancia! En 2010 nació una madre, cada día más orgullosa de serlo.

Hoy, por encima de todo, soy MAMÁ.

59583_1587891781707_6796546_n

Anuncios

4 comentarios en “Tan perfecto, tan bonito, tan… todo

  1. Qué bonito!!me siento identificada totalmente,cuando ellos nacen como hijos,nosotras lo hacemos como mamás…y no hay nada en el mundo más bello!!!

    Me gusta

    1. Lucía me alegro de que te hayas sentido identificada con mis palabras. La verdad es que no se me ocurría qué escribir y luego todo fluyo sin problema porque es tan grande lo que se siente siendo mamá. ¡Somos unas privilegiadas! Besitos

      Me gusta

  2. Me he emocionado leyéndote. A mi vida también vino un angelito sin “esperarlo” hace ya casi 6 meses y aún me siento desbordada por tanto amor y tanto miedo.

    Me gusta

    1. Tranquila que el miedo se pasa, jejeje. Pero el amor crece y crece sin parar. Porque conforme se va haciendo esa personita y la vas conociendo, te vas enamorando de él más y más. Un beso y muchísimas gracias por tus palabras.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s