De acosadores, maltratadores y otros idiotas

No tengo muchos años y, quizás, la siguiente historia os suene a la postguerra. Pero no. Esto ocurrió en los años 80 en un colegio gallego del que yo era alumna. Era un centro “estricto”. Mucho. Cuando digo estricto es porque era de aquellos que seguían la doctrina de la letra con sangre entra. Era muy habitual que los señores profesores pegarán palizas en el más literal sentido de la palabra. Todavía entonces era algo “normal”.

Don Luis era de los pocos profesores que no zurraba. Era un magnífico docente y una bellísima persona. Para mí, el mejor. Pero un día (lo tendría torcido), ante las continúas burlas y provocaciones del alumno más idiota, plas, le soltó una ostia. Una soberana galleta, después de varios intentos fallidos para que se callase o abandonase el aula. Nos quedamos sin palabras, consternados y ojipláticos.

Poco tiempo después el padre del compañero puso una denuncia. Estaba en todo su derecho. Por supuesto, la ganó. No le faltaron pruebas y testigos. Y, a Don Luis, le quedo de por vida el apelativo de maltratador. Jamás, que yo sepa, antes había pegado ni nunca más lo hizo. Después de un tiempo regresó a su trabajo y continúa siendo un excelente profesor. Pero esa ostia, ese grave error, seguro que no la olvidará mientras viva.

Esta historia la cuento para explicar lo que ha ocurrido en Ponferrada. No quiero hablar de política y no voy a hacerlo, pero como en estos días no se habla de otra cosa por mi tierra y también por este “circo” llamado España voy a comentaros mi parecer sobre un aspecto de este asunto que me toca las narices. Sí, porque hablo con cierto conocimiento de causa y porque me da la gana. Lo haré peor pero, al menos, con algo más de criterio que los salvadores de la patria que nos quieren dar a las ovejas lecciones de moral (tertulianos, políticos, escritores,… puf y la lista podría seguir hasta aburrir).

Hablo de los mismitos que hace unos años nos decían que teníamos que estar del lado del acosador o del lado víctima. Así sin medias tintas, sin grises y sin dudas. “O Ismael era un cerdo y Nevenka una santa o Ismael era un pobre hombre y Nevenka una puta”. La mayoría de las personas, sin tener la certeza (eso sólo lo saben ellos), intuimos que fue una historia en la que debió de haber pasión, quizás amor, sufrimiento y, según ha ha dicho la justicia, acoso. Algo muy desagradable y repugnante pero que se da, por desgracia, día sí y día también en muchas relaciones. En esta con el agravante de mediar una relación laboral.

Vale. El hombre cumplió la condena. Creo que se arrepentirá de todo lo malo que pudo hacer. Es posible que Nevenka todavía tenga secuelas del mal trago. Todo eso lo intuyo porque soy un ser humano que me he enamorado, me he equivocado, que he puteado y he sufrido y que sigue creyendo en las personas y también en las segundas oportunidades. Y sinceramente me parece repugnante que ciertos personajes utilicen este asunto para convertirse en abanderados defensores de las mujeres. Gracias pero no.

Con todo lo reprobable que me parecen estos actos, yo opino que quien pega una ostia en su vida no es un maltratador. Maltrató en aquella ocasión. Quien acosa a su expareja en un momento puntual no es un acosador de por vida. Tuvo una reacción repugnante a un abandono. Y quien mete la pata en la gestión de una moción, no debe dimitir. Merecen un castigo. Por supuesto.

Todos hemos sido malos y malas en alguna ocasión. No hemos actuado correctamente, aunque no hayamos llegado a delinquir. O nos hemos equivocado.

Otra cosa es que haya una continuidad en esa maldad o en esos errores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s