Prohibidos los perros y… los niños

Aunque pueda parecer mentira, para mí no hay nada más irritante que el llanto de un bebé. Y esa irritación alcanza límites estratosféricos cuando no hay posibilidad de escapar. Lo típico: restaurantes, aviones, coches, … y hasta mi propia casa (desventajas de la maternidad). Pero lo que está claro es que soy una persona que razona (la mayoría de las veces) y que comprende que un niño es un niño y una manzana es una manzana. Bien, una vez aclarado esto, paso a relatar lo que me interesa.

no-kids-sign

Esta mamá necesitada de descanso se disponía a pasar un fin de semana en un spa. No era la primera vez que lo hacía con mi bicho de 3 años. Jamás hubo problemas. Sólo recomendaciones para que el niño no pasará mucho tiempo seguido dentro de la zona de baño y, por supuesto, que no lo metiera en la sauna. Ya he dicho que soy una persona razonable. Tampoco se me hubiera ocurrido meterlo bajo el chorro a presión.

Sí, era la primera vez que acudía a este spa en cuestión, que no citaré porque no quiero movidas. A la llegada recepcionista amable y muy fea (por cierto) dice que sólo está permitida la entrada de los niños de 16:00 a 18:00 horas por las tardes. Yo (como la mayoría de la gente) soy un poco borde cuando estoy indignada y, para empezar, le digo que “eso se avisa”. Porque aquí todo dios sabía que yo viajaba con un niño.

Me di cuenta enseguida de que no se trataba de buscar el bienestar de los niños, a los que el agua calentita y las burbujas les sientan de maravilla, sino de los adultos sin hijos. Dos horitas, sólo de 16:00 a 18:00, mientras los sin hijos “dormían la siesta y se toman el café tranquilitos”, tal y como me dijo otra mamá bloguera.

Yo no soy quien para meterme donde no me llaman. Aún así diré que me parece una decisión muy equivocada porque se pierde más que se gana cuando prohíbes la entrada a los niños (también se la prohíbes a los padres y madres), pero allá el hotel con sus reglas. Eso sí, os aviso de que, antes de emprender un viaje o cualquier otra actividad, tengáis muy en cuenta de que sí hay sitios en los que los niños no son bien recibidos.

Como los perros, los hispanos, los negros, los discapacitados, las mujeres,…

Por cierto, al final mi hijo y yo estuvimos sólo una hora en el spa ¡Estuve tan mal a gusto que el momento de máxima felicidad y relax fue cuando salí por la puerta camino de mi casa!

Anuncios

2 comentarios en “Prohibidos los perros y… los niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s