Música para una mami de 38

Pues ya han llegado los 38, una cifra nada despreciable. Aunque parezca que el tiempo ha pasado deprisa, ¡he vivido tanto!

No se me ocurre mejor manera que hacer un repaso a mi vida a través de la música que me ha marcado. Canciones que, cuando las escucho, brotan los recuerdos y revivo todo aquello que sentí. Como si, de repente, no hubieran pasado los años.

Con 4 salí por primera y por última vez a un escenario. Mi madre aún me recuerda cada cumpleaños como flipó cuando me vio con el micrófono en el templete junto a la orquesta.

Aquí tenéis todo un clásico para una generación.

De mi infancia recuerdo muchas canciones. Me chiflaba Leonard Cohen (sí, muy “habitual” en niñas de 10 años). También tenía gustos más mundanos como Michael Jackson y Hombres G (grupo al que sigo adorando en la actualidad).

Este vídeo de Aha me impactó tanto que, al elegir una canción, me quedo sin dudarlo con Take on me.

Y llegó la adolescencia y el fenómeno fan. Y como bicho raro que fui (soy y seré) mi grupo es Héroes del Silencio.

En cuanto a los típicos grupos de quinceañeras, me quedo con Take That.

Ahora bien, la canción que me traslada a los 17, a mi verano en Inglaterra y a mi primer amor es Sin documentos de Los Rodríguez.

Es, de todas las canciones, la me hace sentir más nostálgica. Será porque era plenamente feliz: no había pérdidas cercanas en el tiempo, me iba a la Universidad y tenía toda la vida por delante.

Allí estuve yo, dándolo todo en este concierto en Santiago de Compostela, flipando después de haberme encontrado a Enrique en la Plaza de Vigo cuando iba de camino al concierto

¡El mejor regalo de cumpleaños de mi vida!

Y otro amor.

Quedarme con una canción de mi juventud es imposible. Mis gustos eran muy variados, pero el indie y el grunge eran mis estilos preferidos. Podría estar enumerando infinidad de grupos, pero al final sólo existe uno.

Y una canción: my girl, my girl dont´t lie to me. Tell me where did you sleep last night?

Después de la Universidad y con mi primer trabajo llegó a mi vida una época oscura en lo que se refiere a música significativa.

Llegaron vivencias muy tristes, demasiado, y canciones tan bonitas.

En este punto es cuando me doy cuenta de que me he convertido en una carroza. A partir de aquí ya no hay intérprete ni grupo significativo o, por lo menos, nada que me guste y, a la vez, me recuerde a momentos especiales ni a amores.

Porque llegada una edad y habiendo vivido tanto, supongo que, para bien o para mal, lo bueno y lo malo deja de ser tan intenso.

Finalizo con dos momentos y dos canciones especiales, no porque me entusiasmen, pero sí por lo que me han marcado.

Mi boda.

Y la canción que siempre me recordará a mi bebé tan bonito.

38 años, 38 primaveras. ¡Felicidades mamibicho!

Anuncios

2 comentarios en “Música para una mami de 38

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s